En realidad, el concepto Aridoamérica resume el gran desconocimiento prevaleciente acerca de los pueblos que habitaron la región antes de la llegada de los europeos.Como las otras áreas culturales, Aridoaméricana comprende varias regiones con características propias, regionalización que en este caso fue determinada por ciertos matices en las condiciones ambientales y en prácticas culturales propias de cada etnia, uno de cuyos rasgos era el idioma. Esos grupos poseían numerosas lenguas, pertenecientes a familias como la yutoazteca y la hokana. Eso permitió a conquistadores y colonizadores españoles identificar la diversidad étnica que caracterizaba al área, en la que al momento de la conquista existían grupos como pericúes, pimas, guachichiles, conchos y tarahumaras
El territorio conocido como Aridoamérica, se localizaba al norte de Mesoamérica, en lo que hoy es el norte de México y parte de los Estados Unidos.

Considerada como la parte geográfica donde comienza la Norteamérica desértica colinda de forma irregular con la mesoamérica al sur, al oeste con oasisamérica, al norte con las grandes llanuras y al este con el golfo de México.

Atravesando por los estados de Tamaulipas, San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Chihuahua y Sonora, corre la franja de transición de 2 macroregiones americanas.

Aridoamérica es una zona árida, contaba con tierras secas y un clima extremo, lo cual no propiciaba la agricultura. Por eso sus habitantes eran grupos nómadas dedicados a la cacería y a la recolección de plantas silvestres. Consumían miel de abeja, gusanos, víboras, ranas, tlacuaches, conejos, guajolotes y otras aves y vacas. Casi todos llegaron a cazar mamuts. En los Estados del Norte, cazaban también osos, berrendos, venados y bisontes. Algunos grupos pequeños lograron establecerse cerca de los ríos. Los que vivían cerca de las playas se alimentaban de peces y mariscos y hasta lograron hacer algunas pequeñas embarcaciones. Otros grupos pequeños aprendieron a sembrar y cultivar la tierra empezando así una vida sedentaria.
Cuenta con suelos de origen volcánico, donde la biodiversidad es propia de tales características ecológicas:

La fauna propia de esta región va desde los halcones peregrinos, la rata de campo, la tortuga desértica, el armadillo, el perrito de la pradera, correcaminos, conejos, liebres, coyotes, venados y serpientes.

En la vegetación característica esta la yuca o palma del desierto, la biznaga, la gobernadora, el huizache, el mezquite, el agave, el nopal, la papa del monte, el garambullo, el peyote, la lechuguilla y diversos tipos de cactáceas y magueyes.

POBLADORES DE ARIDOAMÉRICA DIVIDIDOS POR TERRITORIOS

• Aguascalientes: en el norte se ubicaron los zacatecos, al oeste un grupo seminómadas de cazcanes, al este guachichiles y guamares. Se pueden hallar restos arqueológicos en las cavernas de Sierra del Laurel y Tepozán. Esta región recibió influencia de purepechas y nahúas
.
• Baja California: en el centro guaycuras y conchimíes. Al sur grupos nómadas cazadores. En el norte cucapás y yumanos (tribus seminómadas). Algunos restos arqueológicos se pueden hallar en la Barranca El Pudridero.

• Baja California Sur: al norte se ubicaron los cochimíes. En el sur Pericúes (en los Cabos y las islas de San José y Espíritu Santo). También se pueden hallar coras, aripes, uchitíes, guaycunes y monquis.

• Coahuila: grupo nómadas variados se ubicaron en el centro y norte. En el centro y sur se pueden hallar zacatecos e irritilas.

• Chihuahua: diversos grupos nómadas y tribus.

• Durango: varios grupos nómadas de coahuilas, irritilas, tobosos, zacatecos, humas, guachichiles, michis, humas.

• Guanajuato: en Los Valles y Abajeños se encuentran purépechas. En el sur guachichiles y en los Altos pames, chichimecas, zacatecos y guamares.

• Hidalgo: otomíes al sur del Estado y huastecos al noreste.

• Nuevo León: varios grupos nómadas como chichimecas, guachichiles al sur, alazapas al norte, coahuiltecos al oeste.

• Querétaro: varios pueblos sedentarios otomíes, pames, jonaces, ximpece. En la sierra se localizaron los chichimecas.

• San Luis Potosí: grupos seminómadas de pames en el centro, nómadas guachichiles al oeste y agrícolas huastecos al este.

• Sinaloa: Aztlán en la costa- En el norte cametlas, huicholes, totames, tecacás.

• Sonora: Apaches en la mayor parte de la región. En la costa yaquis y tehuecos. Al noroeste pimas y opatas.

• Zacatecas: al noroeste se encontraban grupos nómadas de chichimecas y guachichiles. Hacia el sur caxcanes y tecuexas. Al ese tepehuanes. Al sur, irritilas y al oeste chalchihuite y zacatecos.

Como se pudo deducir los habitantes principales de esta región eran los chichimecas.
Los chichimecas eran guerreros; invadían a otros pueblos para robar alimentos.
Los mesoamericanos luchaban contra los chichimecas, para evitar que se establecieran en sus tierras; sin embargo, cuando algunas culturas decayeron, los chichimecas no encontraron resistencia y entraron a Mesoamérica.
Fue así como se crearon nuevas culturas, producto de la mezcla entre algunos pueblos mesoamericanos y chichimecas.

Casi todos los pueblos chichimecas, compartían una diversión común, jugaban a la pelota. En otros lugares también se ponían a jugar “Patolli”, un juego con cañitas que botaban sobre una piedra.
Algunos llegaron a dejarse el pelo largo, se hacían trenzas y se pintaban con tierra roja, usaban collares y aretes de conchas y diferentes piedras.
Entre los vestigios o restos encontrados en diferentes partes están las hachas, adornos, cuchillos, cestas, recipientes de barro, metates de piedra, redes para pescar y otros instrumentos para recolectar pitahayas.
En general, elaboraban pocos objetos, pues sólo usaban pieles para cubrirse, algunas canastas y redes para pescar, transportar y guardar alimento. En las cuevas de La Paila y La Candelaria, en Coahuila, se han encontrado evidencias de que los áridoamericanos poseían conocimientos complejos y, con plantas y restos de animales, producían diversos objetos como sandalias, bolsas y redes. También sabían fabricar armas para cazar como el arco, la echa y lanzas con punta de piedra. Era frecuente que estos grupos se enfrentaran entre sí para conseguir las mejores zonas para cazar ya que competían por la comida; por estas mismas razones también se enfrentaban a los grupos sedentarios.

La riqueza de recursos naturales a disposición de los habitantes de Aridoamérica variaba de una zona a otra. Por ejemplo, en algunos lugares de California aprovechaban las bellotas que les brindaban los bosques, mientras que en la costa de Sonora, los pobladores consumían maíz, que conseguían al intercambiar por pieles de vena-do con grupos agricultores, pero su principal actividad era la pesca .En el área sur de Texas (Estados Unidos), el territorio estaba compuesto por pantanos en los que cazaban tortugas, peces y cocodrilos; durante el otoño, sus habitantes consumían raíces acuáticas, y en invierno se trasladaban a sitios donde encontraban otros alimentos, como zarza-moras.

Se sabe que desde el año 2 000 a. C. empezaron a usar el arco y la fecha, tanto para cazar como para el combate. Cada grupo elegía un guía que sobresaliera por su fuerza e inteligencia, y tenía sus propias creencias y costumbres, así como su respectiva lengua.

Sus prácticas religiosas no son tan conocidas, pero por algunos restos, se considera que tenían un sistema de creencias muy elaborado, y que daban un tratamiento especial a los cuerpos de los muertos; esto ha sido revelado por los bultos mortuorios localizados en la cueva de la Candelaria, en el actual estado de Coahuila, y la gran cantidad de pinturas rupestres descubiertas en cuevas de Baja California Sur, como las de Boca de San Julio y Las Flechas.
Por los dibujos encontrados podemos pensar que adoraban al Sol, a la Luna y a algunos animales.

cassandra herrera

About these ads